publico con logo.jpg

Memorable encuentro de tres grandes de la música

PDF Print E-mail
Written by Cosette Donalds Brown   

 

 

Si tuviera que describirse con una sola palabra el encuentro entre Robi Draco Rosa, Rubén Blades y Juan Luis Guerra simplemente habría que decir que fue “memorable”.  Estos tres grandes de la música latinoamericana presentaron este viernes, en el Coliseo José Miguel Agrelot, un concierto como muy pocas veces el público tiene la oportunidad de disfrutar. Allí dejaron impregnado un profundo sentimiento de respeto, amistad, solidaridad y emotividad que la fanaticada compartió desde el inicio hasta el final.

Flanqueados con las banderas de República Dominicana, Puerto Rico y Panamá y un fotomontaje con los rostros de cada uno, los amigos hicieron su entrada triunfal,  poco antes de las 9:30 p.m., entonando “Patria”. La fanaticada recibió a los tres de pie, entre vítores y aplausos, pero cuando el mimado puertorriqueño entonó el verso que lee “Patria son tantas cosas buenas”, el abarrotado Choliseo parecía que quería caerse.

Tras la magistral apertura, le tocó el turno a Rubén Blades, quien escogió para la ocasión los temas “Las calles”,  “Amor y control”, “La Caina”, “Puedo vivir del amor”, “Vale más un guaguancó”, “La palabra adiós”  y su exitoso “Decisiones”.

“Un placer estar aquí y lo primero que quiero decir es: Qué viva El Gran Combo de Puerto Rico, son 50 años”, dijo el panameño en su encuentro con el público boricua. El cantautor aprovechó también el espectáculo para agradecer a Don Tite Curet “por su don de gente y su cariño” y por brindarle la oportunidad para demostrar en la Isla su talento.

Rubén calentó los motores para lo que venía. Su salsa sirvió para que algunos dejaran sus asientos y se echaran su bailaita.

Posteriormente, en la plataforma giratoria que fue utilizada como escenario, elemento perfecto para darle la fluidez que merecía el espectáculo, apareció Juan Luis Guerra. Desde entonces ya el público no volvió a sentarse en toda la noche.  El dominicano los puso a corear y a bailar con su contagioso merengue. Incluyó en el repertorio de canciones “La bilirrubina”, “A pedir su mano”, “Como yo”, “La Guagua”, “En el cielo no hay hospital”, tema que le dedicó a Robi, y “La cosquillita”.

“Es un gran placer estar con todos y un gran placer compartir con estos queridos músicos (en referencia a Rubén y a Robi), fueron las primeras palabras del merenguero. “Rubén y yo estamos con Robi, lo queremos mucho y disfrutamos mucho de su vida y su sanidad porque está sano”, añadió Juan Luis.

Emotivo regreso

Sin lugar a dudas, la presentación más esperada y emocionante de la velada fue el regreso de Draco. En medio de una sencilla escenografía, compuesta por dos pantallas y un juego de luces e imágenes alusivas a los diferentes temas, Draco dejó su alma con la interpretación de “Noche fría”, “Penélope”, “Aleluya”, “Blanca Mujer” y “ Más y más”.


 

El sentimiento y la emotividad que le impregnó a cada uno de los temas, en especial a “Aleluya”, caló los huesos de los presentes que se desbordaron con muestras de solidaridad.

“Esta es una noche muy especial, estoy muy agradecido con Dios por encima de todo. Recibo todo, gracias por ese contacto. Me llegan todas las buenas vibras. Estoy muy positivo. Hay mucha esperanza esta noche”, fue el saludo inicial del boricua, quien manifestó que llevaba casi dos años sin pisar un escenario y que le hacía mucha falta el contacto con su público.

El artista, que desde el pasado año padece un cáncer tipo no-Hodgkin, se mantuvo continuamente bebiendo agua y bromeó con el cuatrista Christian Nieves, quien formó parte de su banda, con el hecho de que antes de sufrir la enfermedad lo que bebía durante sus presentaciones eran bebidas alcohólicas.

“Voy a tomar un poco más de agua, antes me daban una copa de vino, un ron”, dijo. Luego en un acto inusual pidió al público que posaran con él para una foto que fue tomada por un amigo.

Después llamó a su lado a Rubén y juntos interpretaron “El tiempo va”. Tras el junte se fundieron en un abrazo.

“Este último año y medio ha sido intenso. Pero me ha permitido conocer gente que te ayuda a hacer conexión con una fuerza mayor y acercarte a la vida. Gente que tiene familiares con esta cosa que no voy a nombrar… Yo estoy intensamente pensando en vida y lo digo sinceramente”, declaró logrando una nueva ovación del mar de gente que llenó la primera de dos funciones. “Juan Luis ha sido una de esas personas”, agregó e invitó a su colega a unirse en la interpretación de “Esto es vida”.

La velada culminó con los tres cantando una versión romántica de “Ojalá que llueva” y con una lluvia de confetti, que sirvió como telón para la pegajosa “Qué bonita luna”.

 

Por: Cosette Donalds Brown

Fotos: José Solá

 

 

 

Foto Eventos PR.com

 

Ultimas Noticias

Mirta Renée, inagotable

News image

  Terminó las grabaciones del melodrama “De Que Te Quiero, Te Quiero”, que se transmite en Estados Unidos Desde abril del año pasado pertenece al conjunto de actores del programa “Leo... luego existo” que ... Leer mas

BLINDADO" ELOY CON NUEVO SELLO Y PROPUESTA MUSICAL

News image

El intérprete urbano Eloy, quien dio un impulso a su carrera al firmar contrato con la compañía J& G -que preside Oscar Román- lanzará el 28 de junio su producción "El comienzo". El ... Leer mas

CENTRO DE ESTUDIOS AVANZADOS DE PUERTO RICO Y EL CARIBE, anuncia los cur

News image

INTELLIGENTSIA NEGRA: LITERATURA PUERTORRIQUEÑA NEGRA DEL SIGLO XIX y PRINCIPIOS DEL XX, ESCRITA POR NEGROS.   El curso abarcará la investigación socio-histórica y crítica de la literatura puertorriqueña negra del siglo XIX escrita por ... Leer mas

-
+
5

S5 Box

top