publico con logo.jpg

La realidad sobre el destino y la ley del karma

PDF Print E-mail

A través del tiempo se ha hablado mucho sobre el destino y nuestra capacidad de vencerlo. La palabra destino se define como una fuerza desconocida, de la que se cree que actúa de forma inevitable sobre las personas y los acontecimientos. Pero, los seres humanos tenemos la posibilidad de ganar el control de nuestras vidas si sabemos usar nuestras capacidades internas.

Podemos decir que en la mayoría de los seres humanos aproximadamente un 75%, de nuestra existencia está comprometida por condiciones generadas en nuestras vidas pasadas y, el 25% restante, puede ser usado para cambiar aquellas áreas de nuestra vida con las que estamos insatisfechos o nos sentimos infelices. Estamos hablando del karma, uno de los términos más de moda pero poco comprendido.

La palabra karma es una palabra que viene del sánscrito, un antiguo idioma que es la raíz de casi todas las lenguas indo-europeas. Los textos sagrados que son la base de la filosofía védica, fueron escritos en ese idioma que sigue vivo hasta nuestros días. Entre sus múltiples  acepciones la palabra karma, significa acción y no conlleva ninguna connotación negativa como se le ha dado en nuestros días. Se refiere más bien a la Ley de Causa y Efecto, el principio fundamental que rige nuestro Universo. Toda acción tiene su reacción y no hay fenómeno alguno que no proceda de una causa. Tomando esto como base, entonces la casualidad y la suerte no existen. Este Universo no puede estar regulado en parte por leyes y por otro lado por un juego de dados divino. Así, la próxima vez que digamos “¡qué casualidad!” debemos saber que eso es tan solo una expresión popular pero no una posibilidad lógica.

Cuando aplicamos el principio del karma a los aspectos éticos de nuestra vida entonces funciona de la siguiente manera. Si por medio de nuestras acciones advertida o inadvertidamente provocamos dolor a otros seres, la ley de causa y efecto nos devolverá dolor, y viceversa. Como nadie puede experimentar el efecto de una causa que no cometió, entonces toda la felicidad o el dolor que experimentamos o que podamos experimentar ha sido provocado por nosotros mismos. Podemos reaccionar diciendo:” pero, ¿yo nunca le he sido infiel a mi pareja, por qué estoy sufriendo a causa de su infidelidad?”... Para contestar esta pregunta tenemos que presentar el otro aspecto del concepto del karma, la reencarnación.

El país donde nacimos, la fecha y la hora de nacimiento (esta es la explicación de la Astrología), nuestros padres, el resto de la familia, pareja y demás relaciones no son obras de la casualidad; recordemos que no existe tal cosa. Estas condiciones y relaciones fueron determinadas por nuestras vidas pasadas y a esto es lo que nos referíamos al principio del artículo cuando mencionamos el 75%.

De acuerdo con la teoría del karma, lo que encarna es la mente y en ella traemos el registro de cada una de las acciones que realizamos en cada una de nuestras incontables vidas pasadas. Nuestra mente fue atraída, como atrae un imán a un metal, al país y grupo social para experimentar el fruto de nuestras acciones. El único propósito de la ley del karma es mantener el equilibrio universal, no es castigar o premiar. En el proceso de experimentar el fruto de nuestras acciones, la mente aprende y despierta espiritualmente. Ahora, recordemos que falta un 25%, éste es el karma que podemos crear en esta vida y nos da un margen de libertad de acción. Si todo está en nuestra mente, purificándola y adiestrándola podemos alterar ese 75%, si es que no nos gusta.

Desgraciadamente la mayoría de las personas viven inmersas en el sufrimiento, no saben que pueden vivir vidas felices, prósperas y saludables. Hemos sido programados a creer que la vida es así, que ese es el destino, que es la voluntad de Dios, etc. Ningún Dios de amor puede ser injusto y mucho menos desear que sus criaturas sufran.

Por eso es que la ley del karma, es la explicación más lógica y racional para entender los procesos personales, familiares, nacionales y mundiales.

A través de la carta astrológica podemos identificar los tipos de karma y las tendencias que traemos a esta vida e identificar cómo podemos trabajarlas para disfrutar de la felicidad a la cual todos tenemos derecho.

Los maestros del pasado nos legaron estrategias muy efectivas para dejar de sufrir y vivir en un estado de plenitud. Pero para eso debemos asumir la responsabilidad que nos toca, dejar de echarle la culpa a elementos externos y adiestrar nuestra mente.

Preguntémonos, ¿estamos dispuestos a comenzar la tarea y ser felices? De esto seguiremos dialogando...

 

 

Por: José N García, astrólogo védico


 

Ultimas Noticias

Mirta Renée, inagotable

News image

  Terminó las grabaciones del melodrama “De Que Te Quiero, Te Quiero”, que se transmite en Estados Unidos Desde abril del año pasado pertenece al conjunto de actores del programa “Leo... luego existo” que ... Leer mas

BLINDADO" ELOY CON NUEVO SELLO Y PROPUESTA MUSICAL

News image

El intérprete urbano Eloy, quien dio un impulso a su carrera al firmar contrato con la compañía J& G -que preside Oscar Román- lanzará el 28 de junio su producción "El comienzo". El ... Leer mas

CENTRO DE ESTUDIOS AVANZADOS DE PUERTO RICO Y EL CARIBE, anuncia los cur

News image

INTELLIGENTSIA NEGRA: LITERATURA PUERTORRIQUEÑA NEGRA DEL SIGLO XIX y PRINCIPIOS DEL XX, ESCRITA POR NEGROS.   El curso abarcará la investigación socio-histórica y crítica de la literatura puertorriqueña negra del siglo XIX escrita por ... Leer mas

-
+
5

S5 Box

top